Pasado, presente y futuro de la comunicación

comunicación unsplash.com/@oria_hector

El desarrollo tecnológico está cambiando la manera de compartir nuestras ideas

Nosotros, seres humanos, tenemos muchas cosas distintas unos de los otros. De cierta manera cada persona es única por lo que tiene de diferente de los demás. Sin embargo, hay cosas que nos acercan. Son comportamientos, acciones o características que compartimos, similitudes que cargamos desde el principio de los tiempos. Una de estas cosas es la acción de contar historias. La esencia del hombre está en su capacidad de comunicarse, de expresar sus ideas y compartirlas con los demás.

Ya llevamos miles de años comunicándonos y cambiando la manera de hacerlo. La evolución nos trajo la capacidad de hablar y al poco tiempo fuimos creando herramientas para registrar estas palabras. En las últimas tres décadas, el avance exponencial de la tecnología ha generado una inmensa cantidad de herramientas y contenidos. Cada día hay una novedad, en formato hardware o software, para comunicarnos. Al mismo tiempo, todos estamos creando contenido que producimos con nuestras propias manos y gadgets. El internet es un mundo de información que potencia todos estos cambios vertiginosos.  Dentro de esta perspectiva, el hombre sigue contando sus historias. Pero ahora, lo hace con muchas más opciones y mayor alcance.

Muchas personas han acompañado estas evoluciones tecnológicas y el desarrollo de la comunicación a lo largo de los años. El emprendedor Matías Porley comenzó a interesarse por el sector audiovisual cuando aún era un niño y veía a su padre, director de cine, hacer grabaciones. Ya adolescente, Matías dio sus primeros pasos editando grabaciones analógicas, años antes de que lo digital se transformara en algo cotidiano. Hoy, maneja la productora Cines3 y busca aprender todo el tiempo sobre las nuevas tecnologías para contar sus historias.

comunicación

¿Por que decidiste seguir la carrera de productor audiovisual?

De chiquito siempre estuve entre los cables de rodajes ya que mi padre era director de cine en esa época. Yo siempre estaba entre actores y técnicos. Recuerdo como si fuera ayer una tarde cuando tenía 8 años. Mi padre puso una cámara de VHS en un trípode enfocando el piso mientras yo colocaba unos juguetes en el piso. Ahí fue cuando el me enseño que poniendo a grabar segundos, cortar, mover los juegues y volver a repetir el proceso era posible crear animaciones, estilo stop motion. Todavía puedo sentir lo sorprendido que quedé cuando al ver que lo que había grabado era una animación. ¡Los juguetes se movían solos! Luego comencé a hacer carreras de autitos, historia con soldaditos, etc… Hasta ahora seguimos jugando así, pero con programas como Adobe After Effects y Adobe Premiere. No he cambiado tanto ¡jaja!

¿Qué te atrae en la comunicación audiovisual?

Me apasiona la idea de poder crear cosas prácticamente de la nada o de muy poco. En el área de postproducción y animación puedes crear todo lo que imagines con solo tener una computadora. Siempre me preguntan ¿eso se puede hacer? Y yo respondo: todo se puede hacer, si tienes el tiempo y presupuesto para hacerlo.

¿Cómo ha sido acompañar este cambio tecnológico, desde el tiempo de tu padre hasta lo que hacen ahora en Cines3?

Viví tantas cosas, pero estoy tan acostumbrado con lo que hago ahora que me voy olvidando de como era antes. Ahora si te pones a pensar, se produce todo con mejor calidad, mucho más rápido gracias a las tecnologias. Dentro de eso también fueron evolucionando los programas. Al principio, la edición era analogica, y no habían tantas opciones de retoque. Hasta que llego la era digital con programas de edición que estaban realmente buenos. Hubieron muchos cambios en el área audiovisual y por suerte los pude vivir desde cerca.

¿Dónde te ves en un par de años con Cines3?

Me veo con un volumen de trabajo que nos permita poder enseñar postproducción e insertar laboralmente a los estudiantes en nuestra empresa. Queremos que puedan aprender de la práctica como es trabajar en una productora. Para esto, vemos fundamental alcanzar nuevos horizontes a nivel internacional que nos ayuden a lograr estos objetivos.

¿Cómo es emprender en un sector que cambia tanto y avanza tan rápidamente?

Para trabajar en este sector es fundamental estar atento a todo lo nuevo que va saliendo: programas, plugins, herramientas, técnicas, etc. Por eso es clave ser autodidacta y no dejar de aprender todo el tiempo. Hoy en día gracias a internet y Youtube podemos aprender las técnicas más profesionales del sector de forma gratuita y sin salir de casa. Con ese concepto solo es cuestion de tener suficiente pasión para dedicarle la energía necesaria.

¿Cuáles serían tus recomendaciones para otros emprendedores?

Todos los comienzos son difíciles y llevan su tiempo para que la rueda comience a girar. Siempre pongo el ejemplo de los cambios en un auto. En primera va lento, pero con mucha fuerza. Una vez que comienza a moverse, vamos cambiando fuerza por velocidad. Digamos que con una empresa es similar. Nunca dejen de aprender, miren tutoriales, vean referencias, conozcan personas que sepan más que ustedes. Lo más importante de todo: ¡tengan fe en ustedes mismos! A final de cuentas sin ese ingrediente todo lo demás es utópico.

comunicación
Matías Porley.

Comments

comments